Archivos diarios: Marzo 7, 2017

Litebook: un portátil con Elementary OS

Litebook es una nueva opción para los que buscan un portátil con Linux preinstalado y a un precio relativamente económico ($249), que lo puede situar como una interesante competencia frente a dispositivos como el ASUS Chromebook.

Si nos fijamos en las especificaciones de hardware, vemos que se trata de un notebook ligero (1.3 kg de peso) con pantalla de 14.1 pulgadas y resolución de 1920 x 1080 pixeles Full HD.

Viene con un procesador Intel Celeron (N3150 quad-core Braswell) a 1.6 GHz. con gráficos integrados Intel HD Braswell, 4GB de memoria RAM (soldada a la placa base, por lo tanto no actualizable), disco duro tradicional Seagate de 512 GB a 5400 RPM (con opción SSD adicional de 32 GB por $20 dólares más), dos puertos USB 3.0, salida HDMI, ethernet, lector tarjeta microSD, altavoces estéreo, cámara web 720p y nos promete una duración de la batería de 9 horas.

El modelo está disponible en tres colores diferentes: blanco, negro y rojo. En su interior viene impulsado por Elementary OS 0.4 “Loki”, con un toque personal por parte de los autores del proyecto en cuanto a la elección de software.

Destaca la elección de la suite ofimática WPS Office en lugar de la habitual LibreOffice, en aras de una –posible– mayor compatibilidad con la suite Office de Microsoft.

Otras aplicaciones preinstaladas son: GNOME Discos, Firefox, Nautilus con un complemento de borrado seguro (nautilus shredder), Remmina, Gdebi, Deja Dup y Gimp.

Además se incluye una partición para la recuperación del sistema, cifrado LUKS y la suite de seguridad AppArmor.

Elementary OS: la elegida

En caso de que no os convenza Elementary OS, este portátil debería ser totalmente compatible con cualquier distro con Linux Kernel 4.8 o superior (por el tema del WiFi parece, en caso contrario habría que instalar el driver posteriormente).

Según comentan en Reddit los autores del proyecto se han decantando por Elementary OS por su aspecto visual, base de usuarios y por pertenecer a la familia de Ubuntu, al que catalogan con más aplicaciones y menos complejo o inestable que distribuciones como Arch Linux o derivadas.

No estoy de acuerdo en nada de eso. Arch Linux provee las últimas versiones estables de software y ni siquiera lo hace de forma inmediata, siempre hay un pequeño periodo de adaptación y testing, especialmente con los paquetes importantes. Eso proporciona más estabilidad y seguridad, como se demostró no hace mucho con el caso de webkit.

Otra cosa distinta es que quieras una distro que para bien o para mal se mueva poco, para evitarte complicaciones de mantenimiento (y en parte por eso los servidores vienen con lo que vienen : RHEL, CentOS, Debian, SUSE…). Ahí si que es lógica la elección, pero ya sería por otras razones no de “estabilidad o falta de paquetes”, así que no confundamos estabilidad con inmovilismo.

Y opiniones de ese tipo, aunque respetables me recuerdan a las de la gente que critica a Linux basándose en presuntos problemas de compatibilidad o de uso que parecen del siglo pasado. En la mayoría de los casos no es culpa de la distro, sino de la falta de los conocimientos del usuario o la decepción porque el sistema no se comporta de la manera que estaba acostumbrado.

Eso no quita que se puedan dar en algún momento incompatibilidades de hardware o problemas con los drivers (algo que también pasa con Windows) y es donde proyectos como este pueden ser interesantes, ofreciendo un equipo con un sistema Linux que ya no precisa instalación, y además viene con garantía (1 año en este caso)

Tenemos más información sobre Litebook en su página web.

Fuente

Formatear un pendrive desde la terminal de Linux

Aunque cada vez es más fácil tener un entorno gráfico ligero que apenas consuma recursos y que nos sea útil para funcionar de manera remota o en equipos con pocos recursos. Aún así, siempre conviene conocer el manejo de la terminal y cómo hacer determinadas operaciones a través de esta herramienta tan importante de Gnu/Linux.

Los pasos así como el proceso es compatible con cualquier distribución Gnu/Linux, incluso podremos utilizarlo en la terminal de Ubuntu que funciona en Windows 10, información que será de utilidad para los usuarios más novatos.

La dirección del pendrive es uno de los puntos más importantes a la hora de formatear un pendrive
En primer lugar, hemos de saber y conocer la dirección que el sistema Gnu/Linux ha dado al pendrive. Para eso, sólo hemos de escribir el comando df en la terminal y nos indicará que unidades están conectadas en el sistema. Un truco: normalmente el sistema Gnu/Linux siempre asigna las letras “sdaX”, por lo que si sólo tendremos un pendrive conectado, será un nombre similar o igual.

Una vez que hemos localizado el pendrive, hemos de desmontarlo del sistema para que se pueda formatear. En este caso hemos de escribir lo siguiente en la terminal:

sudo umount /dev/sda1

Ahora que está desmontado el pendrive, hemos de escribir lo siguiente en la terminal:

sudo mkfs.vfat -F 32 -n “Nombre_pendrive” /dev/sda1(dirección del pendrive)

La variable -F 32 indica al sistema que el formateo ha de hacerse con el sistema de archivos Fat32. Si usamos la variable -n hemos de indicar el nombre de la unidad, nombre que aparecerá cada vez que conectemos el pendrive en nuestro ordenador. Este nombre puede ser “nombre-pendrive” o sencillamente cualquier otro nombre.

Una vez que haya terminado el proceso, sólo hemos de montar el pendrive y veremos como el disco no tiene ningún dato, algo que suele ocurrir cuando formateamos una unidad o pendrive. Por último, recalcar que hemos de saber bien la dirección del pendrive, ya que si nos confundimos y ponemos otra dirección, como la dirección del HD, podemos quedarnos sin sistema operativo. Tenedlo muy presente.

Fuente