Ubuntu Kylin, Canonical apuesta por el mercado chino

ubuntu-logoUbuntu Kylin, así se llama la nueva versión de la distribución de Canonical dirigida a los usuarios chinos. Se trata de una distribución que ha nacido como parte de un acuerdo firmado entre la compañía de Mark Shuttleworth y las autoridades chinas, las cuales tienen como objetivo promover el uso de software de código abierto entre los usuarios del país asiático, así como hacer crecer su ecosistema Open Source.

Al ser China un mercado tan grande la CEO de Canonical, Jane Silber, está encantada con el acuerdo. Y claro que lo mismo sucede con Mark Shuttleworth y otros miembros de la empresa.

«El CSIP (China Software and Integrated Chip Promotions Centre), Canonical y la NUDT (National University of Defense Technology) comparten el objetivo de la adopción generalizada de una distribución Linux de calidad, tanto en dispositivos personales como en la nube», asegura Silber, añadiendo: «Esta colaboración contará con participación e inversión locales con el fin de que la plataforma sea relevante para el mercado chino, además la coordinación cercana con el proyecto global de Ubuntu asegura que ésta sea familiar para proveedores de software y hardware, siendo útil también para exportar productos hechos por compañías chinas».

Ubuntu Kylin (distribución que será lanzada en abril de este mismo año) contará con muchas optimizaciones hechas para el mercado chino, como un método de entrada para el idioma, soporte del calendario chino e integración en el Dash de servicios de música populares en aquel país. En el futuro se implementará además integración con Baidu Maps y se ofrecerá la posibilidad de procesar pagos a través de bancos locales, sin olvidar la información en tiempo real del servicio de trenes y vuelos.

Aunado a esto Canonical está trabajando con los chicos de WPS Office, popular suite ofimática en el país asiático, con el fin de crear una aplicación para la edición fotográfica y algunas herramientas de gestión del sistema que en un futuro podrían incorporarse a otros sabores de Ubuntu.

Fuente