OCZ se saca de la manga un RevoDrive híbrido

Ya hace un tiempo que existen los discos duros híbridos, personificados en el Seagate Momentus XT. La idea tras el OCZ RevoDrive Hybrid es similar, pero haciendo uso de un SSD por PCIe y un disco duro tradicional completo.

Con este nuevo invento lo que quieren buscar es tener un SSD de gran capacidad, por decirlo de alguna forma. La parte flash del OCZ RevoDrive Hybrid se usará a modo de gran caché del disco duro, el cual será de 2.5 pulgadas y vendrá integrado en la tarjeta PCIe. Aún hay dudas sobre cómo funcionará en la realidad, pero desde OCZ prometen unas tasas de transferencia de 575 y 500 MB/s en lectura y escritura, respectivamente. El conjunto está formado por cuatro unidades SSD basadas en el chipset SandForce SF-2200 y conectadas entre si con una configuración RAID 0.

Los precios son, como podéis imaginar, bastante caros en comparación con las unidades SSD en formato SATA: habrá modelos de entre 240 y 960 GB y empezarán en 699 dólares para el más pequeño de todos. Su lanzamiento aún es una incógnita, pero yo diría que llegará a finales de año o una vez entrado ya el 2012. Y no, a mi no me termina de convencer ya que no supone una clara diferenciación respecto de un SSD típico, pues hay modelos que ya alcanzan esas velocidades.

Más información | OCZ.

Fuente