Xen se integrará en Linux 3.0

El popular servicio de virtualización acaba de anunciar que ya no hará falta instalarse imágenes de varios kernels para habilitar el soporte de Xen, a partir de la versión 2.3.0 todo lo que necesitaremos estará en la rama principal. Ahora sí, Xen se postula como una firme alternativa a KVM, el que siempre he considerado rey de los hipervisores.

Si no sabes de lo que estoy hablando, probablemente te interese visitar ésteartículo. Pero si eres un poco vago o no tienes tiempo para leerlo, déjame que te haga un resumen para comprender la importancia que lleva consigo ésta noticia.

Un hypervisor es un traductor entre el hardware físico del que dispones por estar usando un equipo informático y el hardware virtual sobre el que se instalarán las máquinas virtuales. Básicamente, el hypervisor es el pilar central sobre el que cualquier servicio de virtualización construirá las interfaces gráficas, herramientas de gestión o de control. Xen es un hipervisor, al igual que también lo es su más feroz adversario: KVM. La grandísima diferencia que existía entre los dos, es que KVM se activaba simplemente instalando un módulo, y el SO podía funcionar como anfitrión mientras que con Xen te tenías que instalar varias imágenes del kernel dependiendo del rendimiento que quisieses sacar al sistema de virtualización. Para comprenderlo, dejadme que explique dos cositas muy básicas de Xen.

Al igual que cualquier sistema de virtualización de plataforma, un SO funcionará como anfitrión y otro como huésped. Lo característico de Xen es que los paquetes necesarios para el anfitrión y para el huésped son diferentes, de manera que tienes que configurar por separado el anfitrión para que funcione como Dom0 y el huésped para que funcione como DomU. Además, hay diferentes niveles de virtualización dependiendo de la eficiencia que provea el hardware virtualizado. A una máquina virtual pelona o DomU, sin drivers instalados se la denomina hvm, mientras que si tiene drivers se la llama pv (de forma muy resumida, la clasificación es mucho más peliaguda).

Tradicionalmente para disponer de una pv era necesario bajarse una imagen especial del kernel que incluyese ésas herramientas para que el Dom0 pudiese gestionar la máquina virtual. Esto implicaba tener que usar varias imágenes del kernel, lo que era un auténtica “putada” (he estado buscando sinónimos pero no se me ha ocurrido ninguno) sobre todo si lo comparamos con alternativas como KVM. Lo que ahora han hecho ha sido integrar las herramientas en la rama principal del kernel, de manera que no es necesario bajarse ninguna imágen, y con la estándar podemos disfrutar de virtualización con pv.

Así pues, y como encabezaba el artículo, a partir de la 2.3.0 (que está por venir) podrás disfrutar de una Dom0 sin necesidad de tener que volverte loco con varias imágenes del kernel. Todo un avance.

Fuentes