Red Hat Enterprise Linux 6.1 Beta: Preparado para ser probado

Llega la primera actualización menor para el recién lanzado Red Hat Enterprise Linux 6.0. RHEL 6.1 Beta llega con una serie de correcciones de errores, mejoras de seguridad y estabilidad, pero también algunas optimizaciones de rendimiento y un par de ajustes, construidos encima de RHEL 6 y proporcionando una experiencia más pulida de la distribución.

Red Hat Enterprise Linux 6 avanza aún más con la disponibilidad de la versión beta de la versión estable más reciente. La versión beta incluye nuevas características, correcciones de errores y soporte para nuevo hardware de nuestros socios claves,” anunció Red Hat.

“Animamos a nuestros clientes, socios y a la comunidad que instalen la versión beta y comparten con nosotros sus comentarios acerca de esta actualización reciente para Red Hat Enterprise Linux 6 “, se añadió.

Una de las grandes mejoras de esta actualización es el mejor rendimiento para los entornos virtualizados. Con la virtualización siendo una de las mayores tendencias en el espacio empresarial, no es ninguna sorpresa que Red Hat se centra más en este aspecto.

Específicamente, RHEL 6.1 Beta incluye mejoras de latencia de red ya que la funcionalidad ha sido mejorada a las rutinas del núcleo. Ioeventfd mejora la latencia de lectura/grabación de disco. El almacenamiento en caché de metadatos para las imágenes qcow2 mejora la sobrecarga de I/O.

RHEL 6.1 Beta también agrega compatibilidad para las configuraciones de hardware más nuevas, encontradas en los centros de datos y en los entornos similares. También hay soporte para el estándar PCI Express 3.0. También se actualizaron muchos más controladores estándar.

El complemento High Availability (Alta Disponibilidad) también recibe un par de mejoras en RHEL 6.1 Beta. Por ejemplo, puede utilizarse ahora para ofrecer capacidades de ‘failover’ (conmutación por error) para los sistemas operativos KVM invitados. También hay mejor documentación para la función.

Descargar