Archivos diarios: noviembre 29, 2010

Montando un Servidor en Linux

Primero descargamos XAMPP de http://sourceforge.net/projects/xampp/files/.

Luego lo movemos o copiamos a /opt entrando desde la terminal y posicionándonos en el directorio en el cual se descargo:

sudo cp xampp-linux-1.7.3a.tar.gz /opt

Luego lo descomprimimos:

sudo tar -zxvf xampp-linux-1.7.3a.tar.gz

Ahora lo ejecutamos:

sudo /opt/lampp/lampp start

Si escribimos “http://localhost/” en el navegador y nos muestra la página de XAMPP, significa que esta correctamente instalado y funcionando.

Los archivos que queramos ver deberán de guardarse en la carpeta “htdocs”, dentro del directorio de instalación. Por ejemplo, si queremos ver el archivo “hola.php” dentro de esa carpeta, escribimos en el browser “http://localhost/hola.php”.

Por lo pronto, es recomendable darle permisos con “777” a la carpeta htdocs. Luego los cambiaran conforme necesiten.

Para que las personas del exterior puedan ver el sitio debemos abrir el puerto 80. Esto lo podemos hacer desde el modem. Les enseñare como hacerlo con un modem de 2Wire Prodigy Infinitum. Si tienen otro, deberán de investigar un poco en Internet.

Tecleamos “http://home/” para entrar a configurar las opciones del modem (con cada modem de otras marcas es diferente).

Vamos a la pestaña “Bloqueo de Intrusos” y luego a “Configuración del bloqueo de intrusos”. Ingresamos nuestra clave (viene en una etiqueta del modem) y seleccionamos nuestra PC. Luego;

“Modificar la configuración del bloqueo de intrusos correspondiente a esta computadora”>Permitir aplicaciones individuales>Agregar una nueva aplicación definida por el usuario.

Le damos cualquier nombre (por ejemplo, “Puerto 80”). En Definición>TCP. Puerto o Intervalo: de 80 a 80 y agregamos la definición. Luego la añadimos a la lista de “Aplicaciones alojadas” y damos aceptar.

Ahora debemos averiguar nuestra IP. En sitios como http://www.ip-adress.com/ nos muestra cual es.

Ahora que la tenemos la IP, podemos dejar que otras personas entren dándoles la IP y la ruta, por ejemplo; “http://187.136.170.24/hola.php”.

Ahora debemos averiguar nuestra IP. En sitios como http://www.ip-adress.com/ nos muestra cual es.

Ahora que la tenemos la IP, podemos dejar que otras personas entren dándoles la IP y la ruta, por ejemplo; “http://187.136.170.24/hola.php”.

Disculpen si el lenguaje de este tutorial es algo técnico, pues esta orientado a usuarios de Linux con conocimientos medios.

Fuente

U-Customizer, crea un Ubuntu de acuerdo a tus necesidades

U-Customizer es otra aplicación que nos sirve para crear un Ubuntu personalizado partiendo desde una imagen de cualquier versión de Ubuntu, aunque recomiendo usar Ubuntu Mini Remix como punto de partida.

La aplicación es muy simple de usar, lo primero que tendríamos que hacer es usar el botón de instalar herramientas, luego indicar la imagen ISO con la que comenzaremos a trabajar y después comenzar con el trabajo de personalización, agregando el entorno de escritorio que queremos usar, los programas, etc.

Al terminar y si hemos instalado las herramientas de instalación, podremos además probar nuestra imagen virtualizandola con QEMU.

Podemos instalar la última versión de U-Customizer (1.8.4) con el siguiente paquete deb:

U-Customizer_1.8.4_all.deb

Fuente

Según Google, el 60% de las empresas adoptará Chrome OS una vez que sea lanzado

A pesar de que todavía falta para que veamos a Chrome OS en el mercado, en Google ya se atreven a hacer los primeros pronósticos sobre como será recibido por los consumidores. Según ellos, más del 60% de las compañías reemplazará los PCs con Windows por ordenadores con Chrome OS en cuanto el SO de Google de salga a la luz.

La visión de Google con Chrome OS es que toda la información se almacene, no en el local, sino que en servidores (en “la nube”), para que de esa forma podamos acceder a todos nuestros datos desde cualquier computador con Chrome OS instalado, y tengamos la misma experiencia que si estuviéramos usando nuestro propio computador.

Pero aunque esta visión sea muy atractiva para los usuarios “de a pie”, no creo que las empresas abracen con tanta alegría el paradigma que propone Google.

Si hablar de un 60% de adopción en el mercado de los netbooks, donde es más probable que Chrome OS tenga éxito, es muy osado y arriesgado, el hacer semejante proyección para el mercado corporativo es algo que simplemente no tiene sentido, sobre todo tomando en cuenta que las actuales incursiones de Google en ese mercado han sido sólo moderadamente exitosas. Por ejemplo, Google Apps a la fecha cuenta con 2 millones de clientes, una cifra destacable pero que tampoco es para lanzar cohetes.

Entonces, si las empresas no han adoptado de forma masiva las web apps de Google (o de otras compañías), ¿Cómo van a prescindir totalmente del software de escritorio, para así pasarse a Chrome OS? Para colmo, Chrome OS se enfrenta a una infinidad de otras amenazas: el fin del auge de los netbooks (que son el mercado al que se enfoca), el riesgo de ser canibalizado por futuras versiones de Android, etc.

Por lo mencionado anteriormente creo que la proyección de Google tiene muy poco sustento, y que lo más sensato es permanecer expectantes hasta que Chrome OS por fin aparezca en el mercado, sin elevarlo en un trono o sepultarlo antes de tiempo.

Fuente

Kingston HyperX Max 3.0, el SSD externo con USB 3.0

Parece que poco a poco USB 3.0 empieza a hacerse un hueco en nuestras casas, aunque a pesar de ello los precios tal vez aún sean algo altos. USB 3.0, ese sustituto del USB 2.0 con una diferencia de velocidades absolutamente brutal, diez veces más rápido sobre el papel.

Pero claro, USB 3.0 y sus 4.8 Gbps necesitan que el dispositivo conectado sea rápido, o de lo contrario poco ganaremos. Aquí es donde entra en juego el Kingston HyperX Max 3.0, que a la vista puede parecer un disco duro externo convencional pero que en el interior trae un SSD. Esto es, HyperX Max 3.0 es un SSD externo con conectividad USB 3.0.

A través del uso de un SSD se conseguirán transferencias de datos mucho más rápidas que con USB 2.0, según Kingston de hasta 190 y 160 MB/s en lectura/escritura, respectivamente. Estos datos son muy superiores a los de un disco duro (tradicional) con interfaz USB 2.0, que generalmente ronda los 20 o 30 MB/s.

Lo malo – porque todo lo bueno tiene un punto malo – es, cómo no, el precio, aún desconocido pero que, salvo sorpresa mayúscula, será absolutamente desorbitado. Se venderán varios modelos de 64, 128 y 256 GB, todos ellos con una carcasa externa de aluminio en color azul y una fecha de salida aún no anunciada oficialmente.

Fuente

Translate »