Victoria de la GPL en un juzgado de EE.UU

El año pasado, en apoyo a los desarrolladores detrás del proyecto de código fuente abierto conocido como BusyBox, la SFLC (Software Freedom Conservancy), inició una demanda contra 14 fabricantes de dispositivos electrónicos de consumo, las cuales fallaron en cumplir los requisitos de la GNU/GPLv2, licencia bajo la cual se distribuye BusyBox, herramienta que incluyeron en los dispositivos. Entre los demandados se mencionaban a Best Buy, Samsung, Westinghouse y JVC. La SLF, que representa a Erik Anderson, el autor de BusyBox, acaba de conseguir una victoria importante para el software libre en un juicio contra varios fabricantes de hardware que incluían BusyBox en sus dispositivos sin cumplir con los términos de la licencia GPL.

En una sentencia parcial del caso Software Freedom Conservancy v. Best Buy, et al, la juez ordena a uno de los demandados, Westinghouse Digital Electronics, el pago de 90.000 dólares por daños y perjuicios, cerca de 50 mil dólares en costos, y la donación a beneficencia de todos los dispositivos con BusyBox sin vender.

Es importante porque es la primera vez que un juzgado de EE.UU. paraliza la distribución de programas que violan la licencia GPL. El juicio todavía continúa para los trece demandados restantes.

GroklawArs Technica tienen más detalles.

Fuente