Grupo de compañías de EE.UU. pretende catalogar el uso de código fuente abierto como si fuera piratería

El Guardian ha publicado una historia que casi cae en lo fantástico. Un grupo de compañías está intentando que el gobierno de EE.UU. considere el uso de programas de código fuente abierto como si fuese piratería.

La IIPA (International Intellectual Property Alliance), grupo que integran asociaciones editoriales, programas, películas, televisión y música, ha solicitado al Representativo Comercial de EE.UU. (USTR, US Trade Representative) que se considere a países como Indonesia, Brasil e India para su célebre lista especial de vigilancia 301, todo por fomentar el uso de código fuente abierto.

De acuerdo a Bobbie Jonhnson, del Guardian, la lista especial 301 es un reporte que examina el uso adecuado y efectividad de los derechos de propiedad intelectual alrededor del planeta, e incluye a varios países que el gobierno de EE.UU. considera como enemigos del capitalismo. La lista suele ser utilizada por el gobierno de EE.UU. como una forma de amedrentar a los países, como en aquellos donde se da mucho el contrabando de medicamentos y bienes, con el fin de forzarlos a realizar cambios en sus conductas.

En otras palabras, IIPA pretende que se incluya a estos países a fin de obligarlos a dejar de fomentar el uso de programas de código fuente abierto, puesto que se ven afectados sus intereses particulares.

Fuente