Desastrosa migración a Linux en Rusia

Desde principios del año pasado el gobierno ruso ya había decidido aproyar la implementación de Software Libre “en todas las escuelas del país”. El detonante que apresuró esa decisión fue la polémica condena de U$S 200 que debió pagar un director por usar programas pirateados, supuestamente de Microsoft.

Con U$S 3,5 Millones de presupuesto y años de desarrollo y pruebas, las cosas no podrían estar peor.

IBS, uno de los contratistas más grandes del gobierno, fue el encargado de producir CDs de la distribución ALT Linux para su entregarlos en 57.000 escuelas, pero sin soporte, ni material impreso. Peor aún, los “especialistas” de IBS modificaron las imágenes originales de ALT Linux, produciendo CDs que no eran booteables, tenían nombres de archivos largos truncados, etc. Los maestros que los recibieron quedaron pasmados…

Este mes los CDs corregidos fueron distribuídos nuevamente (usando el correo estatal y no el transportista originalmente contratado por el gobierno). Los CDs ahora sí arrancaban, pero los nombres de los archivos de documentación en ruso estaban grabados con la codificación de caracteres (codepage) errónea. Los sufridos maestros no podían leer la documentación despues de instalar ALT Linux.

Y para agregar insulto a la injuria, se reveló que IBS es un Microsoft Gold Certified Partner desde hace más de 10 años.

Los usuarios de Ubuntu rusos entonces aprovecharon para hacer una triste broma: Sugirieron que pidieran CDs de ShipIt para todas las escuelas; esos sí funcionan y son gratis.

Fuente