11 cosas que necesitas saber para convertirte en un experto de apt

APT es el acrónimo de Advanced Packaging Tool, el sistema de gestión de paquetes utilizado en Debian y sus derivados, como Ubuntu. Tanto aptitude como Synaptic o Adept se basan en este sistema. En este artículo veremos algunas de sus características más importantes.

dpkg

Este programa es la base en la que se apoya el sistema de gestión de paquetes de Debian / Ubuntu. Es una herramienta de bajo nivel, aunque nada nos impide utilizarla directamente para gestionar nuestros paquetes. dpkg permite instalar y desinstalar programas en forma de paquetes deb, así como consultar información relativa a dichos paquetes

Instalación básica de un archivo local

Algunos programas se distribuyen en forma de paquetes deb. Los paquetes deb son similares a los RPM de Fedora o los msi de Windows; contienen todo lo necesario para instalar el programa. Para instalar un programa distribuido en forma de paquete deb escribimos:

dpkg -i programa.deb

Listar el contenido de un paquete

dpkg nos proporciona un método sencillo de comprobar el contenido de un paquete:

dpkg -L programa

Es habitual que el paquete tenga tantos archivos que nos sea dificil encontrar el que nos interesa. En ese caso podemos utilizar grep para filtrar los resultados

dpkg -L programa | grep bin

¿A qué paquete pertenece un archivo?

En ocasiones podemos encontrarnos en el caso contrario de la sección anterior. Podemos tener un archivo y querer saber a qué paquete pertenece. Una vez más dpkg acude al rescate:

dpkg -S archivomisterioso.cfg

Listar los paquetes instalados

Supongamos que queremos reinstalar el sistema operativo y necesitamos saber los paquetes que teníamos instalados para volver a instalarlos más tarde. Una opción es utilizar el comando:

dpkg -l

dpkg –get-selections

Ya comentamos esta y otras opciones más avanzadas en Copia de seguridad de los programas instalados en Linux.

Reconfigurar un paquete

Una de las fases a ejecutar a la hora de instalar un paquete es la de configuración, en la que se hacen cosas como iniciar o parar servicios, crear archivos de log, etc. En ocasiones podemos querer reconfigurar un paquete sin necesidad de reinstalarlo completamente. Para ello utilizaríamos:

dpkg-reconfigure paquete

aptitude / apt-get

aptitude y apt-get son herramientas de línea de comando que se sitúan por encima de dpkg. El equipo de Debian recomienda utilizar aptitude, que es el que solemos utilizar en las “recetas” de Mundo geek.

Buscar paquetes

En ocasiones necesitamos un cierto software que realice una determinada tarea, pero no conocemos ninguno. Si necesitáramos un reproductor de FLAC, por ejemplo, podríamos utilizar la opción search de aptitude para buscar paquetes con el texto flac en el nombre o la descripción:

aptitude search flac

Impedir que un paquete se actualice

Si necesitas que un paquete se mantenga en una determinada versión, por ejemplo porque se elimine una característica que te gustaba, puedes utilizar la opción hold:

aptitude hold paquete

Actualizar

Tanto aptitude como apt ofrecen dos maneras de actualizar el sistema, upgrade y dist-upgrade. upgrade actualizará todos los paquetes a sus nuevas versiones, pero no tocará nada que requiera instalar nuevos paquetes o eliminarlos; ese es el cometido de dist-upgrade.

Información sobre un paquete

Cuando necesites saber la versión de un paquete, quién lo mantiene, si está instalado en el sistema actualmente, … recurre a la opción show:

aptitude show paquete

Y eso es todo. Como premio para los que habéis llegado hasta aquí, en El ASCII es divertido tenéis un par de simpáticos huevos de pascua de apt-get y aptitude :)